Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

AVANZA REHABILITACIÓN DEL REGISTRO CIVIL CDMX

Publicado el 30 Julio 2018
IMG-20180730-WA0005.jpg
  • Garantiza eficacia en atención a capitalinos

El Registro Civil de la Ciudad de México informó que la sustitución de anaqueles afectados por el sismo del 19 de septiembre de 2017 prevé ganar 300 metros lineales para albergar el archivo que contiene actas de nacimiento, matrimonio y defunción primigenias.

El Consejero Jurídico y de Servicios Legales, Vicente Lopantzi García, puntualizó que, a la fecha, las labores de recuperación del mobiliario dañado registran un avance de más del 50 por ciento.

Sostuvo que el nuevo reacomodo permitirá agilizar el cotejo del estado civil de las personas en los libros albergados en la Oficina Central de Arcos de Belén.

“Aunado al proceso de digitalización, que es el mejor del País, eficientamos la consulta directa en libros para casos de aclaración, a fin de robustecer la eficacia en la atención para los capitalinos”, destacó.

Lopantzi García recordó que el movimiento telúrico del año pasado provocó la caída de estantería y dejó libros en malas condiciones que, paulatinamente, han ido recuperándose con el personal de restauración de la dependencia.

El funcionario indicó que los trabajos de rehabilitación del espacio físico así como de la documental, están bajo la coordinación de Elsa Saavedra Castro, especialista de la Escuela de Archivonomía y Biblioteconomía del Instituto Politécnico Nacional.

Al respecto, Saavedra Castro mencionó que se determinó fijar las nuevas baterías a piso y techo, a propósito de proteger el conjunto de libros ante fenómenos similares al de septiembre anterior.

“Los trabajos nunca frenaron el servicio al público, las labores de mantenimiento y recuperación se efectuaron de forma paralela a la actividad cotidiana del Registro Civil que diariamente realiza 3 mil 500 trámites”, señaló.

Saavedra Castro subrayó que el mantenimiento del archivo es esencial para salvaguardar la historia de quienes han celebrado actos civiles en la Metrópoli de forma tangible.

“Aunque hoy la digitalización ha permitido simplificar trámites y servicios, contar con un archivo histórico sigue siendo fundamental para atender las peticiones de los ciudadanos”, refirió.

La colaboradora expresó que la labor del archivónomo consiste en hacer más ágil la localización y el procesamiento informativo.

“Los compañeros que laboran en el archivo han sido muy receptivos sobre la importancia de manipular los libros con sumo cuidado; tenemos acervo que data de inicios del siglo XIX, en esta época el papel dejó de ser de algodón para elaborarse con corteza de árbol, un material más comercial que lo hace más ácido y, consecuentemente, más susceptible a la degradación”, finalizó.